Shares

Imagen: www.valenciacf.comEl Valencia sigue sin salir del bache en el que se encuentra tras empatar a un gol ante el Athletic de Bilbao. En una tarde lluviosa, lo que colaboró aún más en que Mestalla no se llenase, Soldado, con su gol en la recta final, evitó  una bronca mayor de la afición hacia el equipo, en un partido en el que el conjunto de Emery, liderado por un buen Banega, jugó a ratos pero se empeñó en complicarse la vida y tuvo que recurrir a la épica para rescatar un punto totalmente insuficiente para resarcirse de los últimos partidos.

 

El primer tiempo comenzó con un Valencia fuerte y con ganas, y en el primer minuto ya había tenido dos ocasiones claras. Pero nada más lejos de la realidad, el arranque no fue más que un espejismo, y el conjunto de Emery demostró que sigue sin carburar. El Athletic, sin hacer nada del otro mundo, inquietó, vio como le anulaban un gol dudoso, y llegó a gozar de una clara ocasión que Llorente envió al palo. Entre tanto, Canales tuvo que marcharse en camilla lesionado. Sólo en la recta final el Valencia volvió a llegar con peligro y Jonas estuvo cerca de aprovechar un error de Iraizoz para poner el primero.

 

La esperanza al descanso era que el Valencia fuese a más en el segundo tiempo, y lo cierto es que las sensaciones mejoraron. El Athletic se vio encerrado en su campo, mientras el conjunto de Emery acosaba la portería de Iraizoz. Pero entre que al equipo le costaba llegar con claridad y que cuando las tenía no las aprovechaba, el encuentro discurría con el empate a cero. Pero las cosas todavía podían ir peor. En un balón que el equipo se empeño en sacar jugado corriendo muchos riesgos, Pablo perdió un balón criminal y Muniain se encontró con espacios para acercarse al área, sacar el disparo y batir a Guaita. A partir de ahí, y con la necesidad perentoria de marcar, el equipo se mostró más impotente que nunca. Cuando peor pintaban las cosas, y se anunciaba una bronca escandalosa, Soldado consiguió batir la portería de Iraizoz tras regatera al portero del Athletic y definir muy escorado. El gol envalentonó a la afición, que empujó al equipo, que aún dispuso de un cabezazo de Aduriz que hubiese certificado la remontada. Pero esta vez no se repitió la historia del día del Racing, y el empate final, a pesar de conseguido a última hora, no sólo no apaga el incendio, sino que lo alimenta.

 

FICHA DEL PARTIDO

Valencia: Guaita, Miguel, Ricardo Costa, Víctor Ruiz, Mathieu, Topal, Éver, Canales (Piatti, min. 37), Féghouli (Pablo Hernández, min 70), Jonas  (Aduriz, min 75) y Soldado.

Athlétic de Bilbao: Iraizoz; Iraola (Gurpegui, min 45. Ander Herrera, min 52), Ekiza, Amorebieta, Aurtenetxe; Javi Martinez, Iturraspe, De Marcos; Susaeta, Llorente (Toquero, min 45) y Muniain.

 

Goles: 0-1 Min 72. Muniain. 1-1 Min 89 Soldado.

Árbitro: Clos Gómez (Colegio Aragonés). Amonestó a Soldado, Víctor Ruiz por el Valencia CF y a Javi Martínez, Iraola por el Athletic de Bilbao.