Shares

Imagen: www.superdeporte.es / Autor:J. M. LÓPEZEl Valencia dilapidó gran parte de sus ocasiones de pasar a octavos tras caer por dos goles a uno ante el Bayer Leverkusen en un partido que siguió un guión que, desgraciadamente, el aficionado valencianista ya se sabe de memoria. Una vez más, el Valencia tuvo en su mano el partido, demostró ser superior a su rival en una brillante primera media hora, se puso por delante, y cuando había que rematar, le dio vida al equipo alemán. Después de desperdiciar claras ocasiones, los alemanes, de las tres primeras llegadas claras, aprovecharon dos, y le dieron la vuelta al partido. Injusto o no, es la misma historia de siempre, como ya ocurrió ante el Villarreal en Copa del Rey, como ya ocurrió ante el Schalke en Champions, como ya ha pasado demasiadas veces.

 

Son muchas las preguntas que surgen después de la enésima derrota de este estilo, como más duele. ¿Por qué el Valencia nunca es capaz de rematar el partido? ¿Por qué si, como demuestra, es capaz de hacer media hora de equipo de primer nivel, nunca consigue completar los 90 minutos de un partido sin venirse abajo?

 

La primera media hora, una vez más, ilusionó. El equipo fue el amo absoluto del partido y le dio un baño de fútbol al equipo alemán. La estrategia funcionaba, el peligro era constante, y las ocasiones iban llegando una tras otra, pero faltaba precisión para rematar. Soldado perdonó incomprensiblemente con toda la portería para él y Pablo falló en un control que le hubiese dejado solo, antes de que Jonas pusiese el 0-1 en el marcador tras pase de Soldado. El propio Soldado tuvo el 0-2 pero de nuevo con toda la portería para él, remató alto. Al igual que minutos antes, el siguiente en llegar con peligro fue Pablo, cuyo disparo envió Leno a corner. Las cosas pintaban bien, el Valencia dominaba, ganaba y rondaba el segundo, pero la situación empezó a cambiar. Hasta cierto punto, es normal que el Leverkusen reaccionase y fuese poco a poco llegando con peligro, ya que hasta el momento no había salido de su campo, pero menos comprensible es que el conjunto de Emery bajase la intensidad y se limitase a esperar en lugar de seguir buscando la sentencia. Antes del descanso, el Leverkusen ya dio un doble susto en acciones consecutivas, tras un disparo que Alves desvió a corner, y un remate en ese mismo corner que una vez más salvó el brasileño.

 

En cualquier caso, al descanso se llegó con victoria, y quitando la recta final, las cosas pintaban bien. Pero una vez más, el segundo tiempo fue otra historia, aunque realmente no fue más que la continuación del final de la primera parte agravado. El Valencia salió totalmente dormido, y en tres minutos los alemanes le dieron la vuelta al partido por medio de Schürrle, que remató sin ninguna oposición desde la frontal, y de Sidney Sam, que definió con maestría una contra en la que se plantó con demasiada facilidad ante Alves. Pasados diez minutos del segundo tiempo, todo se había torcido. De la tranquilidad del 0-1 a las urgencias por marcar el 2-2. Pero la oportunidad de sacar algo de Alemania ya había pasado. El Valencia buscó reengancharse, y con las entradas de Canales y Feghouli volvió a rondar el área contraria con peligro, pero en la ocasión más clara, Leno salvó a su equipo ante un Soldado que no tuvo el día cara a puerta. Tampoco el árbitro ayudó al obviar un penalti por manos dentro del área.

 

Al final, una vez más, todas las ilusiones creadas con un gran comienzo se han ido de nuevo a la basura. Una vez más, el Valencia volvió a repetir el mismo guión en Alemania, y ya hay unos cuantos precedentes en el país germano.

 

El resultado deja al Valencia en una situación delicadísima, sin depender de sí mismo. No queda otra que ganar los partidos de Mestalla, intentar rascar algo de Stamford Bridge y esperar a ver qué ocurre en los partidos del Leverkusen. Una situación en la que se ha metido el Valencia de forma incomprensible.

 

FICHA DEL PARTIDO

Bayer Leverkusen: Leno, Reinartz (Friedrich, min. 46), Rolfes, Bender, Schurrle, Kiessling (Derdiyok, min. 80), Ballack, Sam (Schwaab, min. 90), Toprak, Kadlec y Castro.

Valencia: Alves, Rami, Albelda (Adúriz, min. 80), Jonas, Soldado, Ever, Jordi Alba (Canales, min. 63), Víctor Ruiz, Pablo Hérnandez (Feghouli, min. 63), Mathieu y Miguel.

 

Goles: 0-1 Min. 24 Jonas 1-1 Min. 52 Schurrle 2-1 Min. 56 Sam.

Árbitro: Craig Thomson (Escocia) Amonestó a Rolfes, Kiessling y Schurrle, por el Bayer, y a Ever, Albelda y Miguel, por el Valencia CF.

Incidencias: 3ª jornada de la Fase de Grupos de la UEFA Champions League (E). BayArena (29.000 espectadores).