Shares

Imagen: www.valenciacf.comEl Valencia venció por un gol a cero al Granada en un flojísimo encuentro de los de Emery, en el que apenas se puede rescatar como positivo el resultado. Lo que se presentaba como un partido plácido y para ganar con solvencia, más aún después del comienzo de partido con un temprano gol de Canales, se convirtió en una pesadilla en la cual el Granada se le subió a las barbas al conjunto valencianista, estando muy cerca de darle un disgusto.

 

Mestalla brindó la primera gran bronca de la temporada al equipo tras el partido perpetrado, seguramente el peor de lo que llevamos de temporada, superando al del Racing en Mestalla y al de la semana pasada en el Pizjuán. El mal juego y el abuso del gilicorner, casi siempre con desastrosos resultados, colmaron la paciencia de gran parte del público asistente.

 

Emery, al contrario de lo previsto, optó por sacar un once casi de gala y dejar de lado las rotaciones. Jugadores como Parejo o Ricardo Costa que apuntaban al once se quedaron incluso fuera de la convocatoria, mientras que Banega, Ramí o Soldado se quedaron sin descanso. La novedad más destacada fue la presencia de Maduro en el mediocentro.

 

Nada hacía presagiar el partido que se vería después de los primeros minutos. El Valencia jugaba a su antojo y Canales de un disparo de fuera del área adelantaba al equipo. Las cosas pintaban bien, y parecía que por fin Mestalla podría disfrutar de su equipo. Pero nada más lejos de la realidad, el Valencia se dedicó a sestear pensando que el trabajo estaba hecho, y el Granada se lo empezó a creer poco a poco.

 

En la segunda parte la situación se agravó, con un Granada cada vez más confiado en sus posibilidades, llegando a gozar de buenas ocasiones que encolerizaron a la afición valencianista en contra de su equipo, el cual, cuando llegaba arriba, no encontraba claridad para definir. Pablo y Piatti, muy grises, dejaron su puesto a Jonas y Feghouli, pero el partido siguió fuera de control. El brasileño participó en las dos ocasiones más claras para sentenciar, primero poniéndole un balón franco a Soldado que falló cuando sólo tenía que empujar, y más tarde siendo él el que con todo a favor, no supo definir. El Valencia no funcionó en ataque, y en defensa, no supo controlar a un equipo recién ascendido. El pitido final supuso un respiro, dando final a un sufrimiento ante el Granada inesperado y un tanto sonrojante.

 

En definitiva, tres puntos que quedan como lo más positivo de un partido muy gris del Valencia, con el cual la afición salió muy decepcionada. Con todo, es una victoria importante para recuperar la senda de la victoria y consolidarse en los puestos de arriba antes de la parada por los compromisos de selecciones.

 

FICHA DEL PARTIDO

Valencia: Guaita; Miguel, Rami, Víctor Ruiz, Mathieu; Maduro (Albelda, min. 74), Éver; Pablo (Jonas, min. 53), Canales, Piatti (Feghouli, min. 63); Soldado .

Granada: Roberto; Nyom, Íñigo López, Mainz, Siqueira (Jaime, min. 85); Mollo (Martins, min. 76), Yebda (Uche, min. 76), Mikel Rico, Fran Rico, Dani Benítez; Geijo.

 

Goles: 1-0 Canales (min. 3).

Árbitro: Iturralde González (Colegio vasco) amonestó a Jonas, del Valencia CF.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de Liga BBVA. Camp de Mestalla, 38.000 espectadores.